Bibliotecas vs Centros Comerciales : la prueba de una sociedad enferma

Compartir:

Los centros comerciales, esos espacios modernos de degradación del género humano, se asemejan en estas fechas a gigantescos puticlubs de carretera donde permiten la entrada a niños y adultos por igual. Si hay un sitio donde la Navidad manifiesta sin ningún pudor su verdadero rostro mercantil, es en estos templos del consumo. Nada que no sepamos, a estas alturas. El espectáculo multicolor está servido. ¿Y qué ocurre mientras tanto en esos centros del saber denominados “bibliotecas“?…¿tienen el mismo éxito de afluencia (en proporción) que los CC?. Evidentemente, no.

 


Centros comerciales, los nuevos prados donde pasta el rebaño…

Conozco gente que no ha leído un puto libro en su vida, y encima se jacta de ello. Por supuesto, saben que existen las bibliotecas, al igual que yo sé que existen los quarks y los leptones. Pero lo peor no es que exhiban su ignorancia sin sonrojarse…lo peor es que sus hijos están siguiendo el mismo camino borreguil. ¿Cuántos niños veis en las bibliotecas acompañados de sus padres, leyendo algún cuento o asistiendo a alguna actividad infantil?…¿y cuántos en un complejo comercial, recorriendo escaparates a ritmo de villancico rumbero y devorando fast-food en un Mc Mierda bajo la atenta mirada de sus progenitores?.

Podéis hacer un sencillo experimento de psicología social…acudid a vuestra biblio más próxima una de estas tardes de orgía navideña, y calculad a ojímetro la gente que pueda haber (yo lo hice…y no había más de cinco estudiantes que estaban preparando exámenes venideros). Inmediatamente después, acercaos al centro comercial más cercano…y sin que os orinéis encima, comparad cifras. Aterrador. La concentración de humanidad por m2 difiere enormemente de un ambiente a otro. Puede que peque de demagogia, pero me atrevo a afirmar que tal ejercicio comparativo es un termómetro excelente de la salud de una sociedad. Y obvia decir que algo no funciona bien en nuestro tejido social…


Criii, criii, criiii, criii (ruido de grillos)

La gente tiene que saber que las bibliotecas no son únicamente unas dependencias municipales donde acumulan cientos de kilos de papel encuadernado. Veamos qué servicios ofrecen :

Préstamo gratuito de libros, DVD´s, CD´s…incluyendo la posibilidad de solicitar ejemplares disponibles en otros centros de la región.

Prensa diaria y revistas actuales, que pueden consultarse “in situ”

Talleres y cursos gratuitos de tipo cultural. Algunas bibliotecas son muy activas en este sentido, con una oferta formativa (talleres literarios, intercambio de idiomas, charlas divulgativas, etc etc) muy poco conocida por el ciudadano. Joder, aprovechémonos antes de que los recortes acaben con ellos…

Calefacción. Sí…como suena…en las bibliotecas suelen poner la calefacción, y tal como están las tarifas eléctricas, no es mala idea irse “pallá” a leer prensa o un libro, con un cafelito humeante y calentito (el café de máquina es una mierda, pero da el pego). ¡¡Qué a gustito, ehh!!.

Internet gratis. Las biblios cuentan con ordenadores e internet…así que ya veis, no hace falta gastar dinero en un locutorio. Y si tienes un portátil, tb suelen contar con red wifi gratuita…así que el acceso a internet no tiene límite de tiempo.

Zona de estudio. Muchos estudiantes huyen del ajetreo de sus domicilios y prefieren recluirse en la silenciosa tranquilidad de la biblioteca para preparar exámenes.

Actividades infantiles : cuentacuentos, talleres de fomento de lectura para peques, títeres, etc etc. Este punto es importante, pues apostar por un ocio cultural de calidad en la infancia (en detrimento del enloquecedor y alienante ocio del centro comercial), supone un aporte añadido en la formación de futuros libre pensadores. Y encima es gratis…

Cada uno es muy libre de hacer con su tiempo lo que quiera. Por supuestísimo. La elección entre ser un cafre o una persona formada y con cultura, es sólo nuestra (por mucho que las fuerzas mercadotécnicas empujen en un sentido). Eso sí…las consecuencias de una u otra opción, las sufriremos (o disfrutaremos) toda la sociedad.

Relacionado : Aficiónate a la lectura sin dinero


20 comentarios

  1. myr   •  

    Cuanta razón tienes! Que vacías están las biblios como bien dices, y cuando se llenan es porque hay exámanes… Y lo agustito que se está…

  2. santiago   •  

    ¿Y para leer qué? ¿O da lo mismo lo que uno lea? Existe también la superficialidad en los libros, y uno puede ser un excelente borrego siguiendo determinados libros o determinados disertantes, es más, las personas más estúpidas que he conocido eran dogmáticos convencidos de ser unos genios.

    ¿Y cuando decís cafre a qué te referís? Me disgustó la palabra porque la utilizaban en Sudáfrica para referirse despectivamente a la gente de raza negra.

    Y recuerden todos, leer muchos libros no nos hace más inteligentes, ni nos asegura un mejor criterio para tener una mirada crítica ante la vida, eso es lo que creen algunas personas encerradas en su torre de marfil, pero esas personas están confundidas, confunden la realidad con el interior de sus cabezas, suelen ser idealistas en el sentido filosófico de la palabra.

  3. juanma   •     Autor

    Leer libros : condición necesaria pero no suficiente para ser una persona formada y con sentido común. Ésa es mi opinión. Al menos leer supone un esfuerzo imaginativo que otros medios más pasivos no exigen. Evidentemente, se puede ser un perfecto cretino y haber devorado una biblioteca impresionante…no es incompatible.

    En cuanto a “cafre”, me refería a la tercera acepción de la RAE : Zafio y rústico. ¿Por qué me molesto en explicarme?…

  4. magdalena   •  

    Suelo ir los viernes (único día con más tiempo en la semana) con mi hijo de dos años a la biblioteca y le enseño cuentos infantiles. Un día me tocó cambiarle el pañal y en el servicio no había cambiador, y además hacía un frío terrible, así que no me tocó más remedio que hacerlo dentro de la sala. La bibliotecaria me “pilló” y me regañó.
    Sin embargo en el centro comercial en cada servicio que encuentro sí que hay cambiadores.

  5. Paquita natillas   •  

    Poner un cambiador en una biblioteca es como poner una sala de lactancia en un pub, por cierto muy cívico limpiarle el culo a un niño ahí en la sala, madre mía, cuando nosotros éramos chicos no había tanta parafernalia de cambiadores, suelos de goma en los parques y demás…

  6. magdalena   •  

    Querida Paquita natillas tu comentario solo lo puede decir alguien que no tiene hijos, lo siento por ti. Y si me dices que sí los tienes y eres capaz de cambiar a tu hijo en aquel WC con el frío que hacía no debes de quererlos mucho.

  7. Jaime   •  

    Pues acá en mi país (Colombia), ocurre algo peor… cada vez abren mas casinos…, lo que es otra muestra de esta sociedad que se encuentra enferma y en decadencia

  8. alvaro   •  

    Solo se me ocurre realizar una accion en un centro de estos del infierno

    Liarla parla concienciando al respetable.

  9. Teresa García   •  

    Totalmente de acuerdo con el artículo pero dentro de los servicios que ofrecen las bibliotecas ya no están las revistas y periódicos y la calefacción, por lo menos en las de mi barrio en Alcalá de Henares. Yo uso bastante la Biblioteca Nacional de Alcalá de Henares (que casi nadie sabe que existe) y ¡no hay calefacción!!!!un frio del carajo, tienes que estar con el abrigo puesto. Ya he puesto una reclamación pero de momento no han hecho caso.

  10. Rosa   •  

    Estoy de acuerdo con Santiago. Por leer más libros no te hace superior a otra persona, eso para empezar. Porque estoy harta de los “erúditos” leídos que se creen mejor que los demás y van de salvadores e incomprendidos de la sociedad y de los otros “borregos”. Frase que me ha encantado de Santiago “las personas más estúpidas que he conocido eran dogmáticos convencidos de ser unos genios.” Además, para un público infantil, ¿qué tienen de estimulante una biblioteca? Muchas de ellas no se puede hablar ni comentar y se dedican al shhht de toda la vida. No dan lugar a interacción social. Entiendo que es porque hay gente estudiando. Estoy segura que si pudieran dividir bien los espacios y los niños se pudiesen divertir y los adultos leer y estudiar, estarían más llenas.

  11. Rosa   •  

    Referente el cambiador, me parece lógico que sea una demanda. Porque es una necesidad humana. Si hubiese un centro comercial sin cambiadores, dudo que hubiese muchos niños pequeños por allí. Cultura no significa sufrimiento. Y no tengo hijos ni soy ninguna gran “fan” de los niños. Y lo de ¿sala de lactancia en un pub? Entonces queremos que los niños vayan a la biblioteca para fomentar la lectura entre los más pequeños, que los padres los lleven, pero no cubrimos sus necesidades, y, encima, lo comparas con una alternativa de ocio adulto como es un pub. :O

  12. juanma   •     Autor

    Matizando, que es gerundio:

    – A igualdad de condiciones entre dos personas, leer (la clase de lecturas que te forman como individuo) le aportará un plus al que lo haga respecto al que no. Eso es innegable. No voy a decir que vaya a ser mejor persona, pero es innegable que será mejor en “algo”.

    – Si esos dogmáticos leídos son tan estúpidos, es porque ya eran unos cretinos. Lo siento, pero el amigo Santiago tira de falacia que da gusto. Cualquiera diría que ha sido el leer mucho lo que les haya idiotizado, leches…

    – ¿Qué tiene de estimulante una biblioteca para un niño?. A ver… normalmente existen secciones infantiles, con muchos cuentos y mesas donde los padres pueden leérselos (sin berrear, eso sí… es una biblioteca). Y por supuesto, no son zonas tan silenciosas como las de los adultos… porque hay niños. A mí por lo menos, me parece mucho más estimulante que un escaparate lleno de jueguetes estúpidos en un centro comercial. Lo que sí es cierto es que debería haber mejores equipamientos para todo el rollo de cambio de pañales, lactancia, etc.

  13. Rosa   •  

    No es que los haya idiotizado, pero la “pedantería” se ve muy reflejada, en la gente que se cree superior por leer. Evidentemente es mejor que los niños lean y vayan a la biblioteca antes que al centro comercial, no es ninguna novedad ni revelación. Pero, creo que es mejor intentar entender y probar a atraer a esas familias a las bibliotecas que no tacharlas directamente de “ignorantes” y ponerse en plan “incomprendido” de esta sociedad. Un caso claro es Reino Unido, échale un ojo a las actividades de sus bibliotecas y museos, y se puede ver la gran afluencia de niños (de toda clase social y “cultural”) que hay.

  14. juanma   •     Autor

    Desgraciadamente no tenemos los recursos del mundo anglosajón -ni el interés- para convertir las bibliotecas en algo más atractivo de lo que podrían llegar a ser. Pero aun así, existe una responsabilidad personal… el individuo tiene un margen de libertad para decidir si quiere ser un idiota (en el sentido etimológico del término) o formarse intelectualmente. Si son unos borregos es porque, en parte, es la opción más cómoda y de menor compromiso. Así que no veo el problema ni pedantería alguna en denunciar este fracaso social cuyas consecuencias sufrimos todos, tanto los que leen como los que no leen.

  15. Mi-mama-me-ama-mi-mama-me-mima   •  

    Buenas noches (que lo son), un saludo a esta pequeña tertulia. No he leído las opiniones, por lo que quizás repita algo que ya está dicho.

    Al grano. Con lo de “zafio y rústico” lo acabas de arreglar:

    Zafio: Grosero o tosco en sus modales o falto de tacto en su comportamiento.

    Precisamente lo que has demostrando ser tú en tu escrito.

    Es intolerable leer, de una presunta persona formada y con cultura, que se puede elegir ser una persona formada y con cultura o un cafre, como cierre de un escrito donde llama “borregos” a los que visitan un centro comercial. Es una falacia. Una falacia muy simplona propia de alguien simple.
    Tal a vez a nuestro disertador no lo educaron de pequeño, ni lo quisieron, ni le enseñaron a querer, por lo que piensa que todas esas cosas deben ser adquiridas forzosamente “formándose y adquiriendo cultura” y, en su simpleza, piensa que todos están tan emocionalmente incompletos e inmaduros como él antes de “formarse y adquirir cultura”.

    Un saludo.

  16. juanma   •     Autor

    A las buenas noches

    ¿Te resulta zafio mi escrito por llamar a las cosas por su nombre?. Pues perfecto entonces.

    ¿Falacia por qué?. ¿Te fallan las premisas o es el razonamiento?. Tus argumentos sí que son una falacia, que no pasan de un pobre “ad hominem”. Si rebobinas y empiezas de nuevo, te leeré con gusto.

    Salud

  17. VotaCUP&BILDU   •  

    Para leer diarios fachas como ElMundo,ABC,LARazon,LaGaceta,ElPais,Expansion….etc prefiero quedarme en casa.

  18. Susana   •  

    Me parto con la de los pañales!!! Es eso una excusa?

  19. Susana   •  

    Por cierto…por los comentarios, se nota la gente que se siente aludida y que por lo visto aprovecha cada rato libre que pilla para ir de picnic al centro comercial. Este país no tiene remedio…no sé si no habeis pillado que de lo que se trata es de inculcar a nuestros descendientes un hábito algo “mejor” que el de ir a pastar al centro comercial. Y encima se ofenden!!!!

  20. lisandro   •  

    Al menos los defensores de los cc se han tomado el trabajo de leer este articulo, eso ya es mucho. ser defensor o detractor de un sector o de otro no se puede someter a debate,los que preferimos las bibliotecas,los que las usamos,no deseamos ser eruditos,no nos consideramos superiores,no hace falta, no buscamos la diferencia,la diferencia nace en las personas a las que un libro en concepto de sabiduría los aterra,los posiciona debajo,los deprime y los dirige a comprar lo que ya tienen con el fin de levantar la autoestima.Siempre vacíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *