Barrenderos universitarios vs Asesores de Rajoy sin graduado escolar

Compartir:

Lo de este país es de traca, DE TRACA. Resulta que hoy he leído en 20minutos.es que Rajoy ha incumplido su promesa electoral de reducir el número de altos cargos y asesores con que cuentan las estructuras del Estado, según se desprende de los Presupuestos Generales del Estado 2.013. Pero dicho incumplimiento no es noticia… al fin y al cabo, no deja de ser otro engaño más del gobierno. Lo que verdaderamente me ha llamado la atención es este dato : 68 de los 245 asesores del presidente no tienen el graduado escolar. Es decir, 68 mamíferos sin una formación mínima se dedican a asesorar a Marianín en vaya usted a saber qué. Aunque quién sabe, igual se trata de gente que le aconseja en cuestiones tan poco intelectuales como la manera más “cool” de cortar el jamón ibérico en una recepción oficial y así impresionar a los agasajados. De cualquier forma, e independientemente de las aptitudes que puedan tener los asesores, creo que deberían exigirse unos mínimos formativos, al igual que a muchos españoles que demandan trabajo (incluso se llega a pedir BUP para desempeñar empleos de muy baja cualificación). Por mantener un enchufismo más “estético”, vaya.

Asimismo, se aprecia claramente cómo la noticia anterior contrasta con uno de los muchos “efectos colaterales” que ha provocado esta crisis despiadada. Un ejemplo:
Aumentan los jóvenes con estudios superiores en puestos de limpieza. “Cada vez son más las personas jóvenes —alrededor de 30 años—, con estudios superiores —diplomaturas y licenciaturas— y de nacionalidad española las que ocupan puestos de trabajo relacionados con la limpieza profesional en la Comunidad de Madrid”. En fin… aunque la información hace referencia a la región de Madrid, creo que es perfectamente extrapolable a toda España. Muchísimos jóvenes se topan con una realidad desoladora donde descubren que tantos años de estudio y esfuerzo no han servido “para nada” (entrecomillo porque esto es matizable). Aunque a nadie debería caérsele los anillos por realizar tareas poco cualificadas, éste no es el futuro laboral que les vendieron a estas personas, y tienen todo el derecho a indignarse y estar muy encabronados. Y es que en Españistán, sale más a cuenta sacarse el carnet de un partido político y chupar las pollas adecuadas… ¡y que estudien otros!.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *