“Avisadores”, los buitres chivatos de las funerarias

Compartir:

Leyendo un post en meneame.net sobre el coste de morirse, he reparado especialmente en un comentario que ha hecho una persona que trabaja en una funeraria, y que por su interés, voy a reproducir íntegro. Me ha tocado especialmente la fibra por haber experimentado en mis carnes el asunto de referencia…el de la existencia de ciertos personajes (que no son dueños de funerarias, precisamente) que se lucran con la muerte de otras personas…son los “Avisadores”, los buitres carroñeros de las funerarias. Su negocio consiste, como habréis imaginado, en dar el “chivatazo” de los decesos a las funerarias de turno…llevándose una jugosa comisión o propina por ello. En mi caso, supongo que sería un empleado del hospital de Puerta de Hierro (en su antigua ubicación madrileña), donde acababa de fallecer mi padre. Poco tardó en aparecer un fulano en representación de una de estas empresas, con un precioso catálogo de ataúdes bajo el brazo, dándome su “sentido” pésame (la primera persona en hacerlo…manda huevos…). Alguien tuvo que avisarle…pq yo no lo hice…

Pelillos a la mar…a continuación, el comentario (no es corto, pero merece la pena) que tanto ha suscitado mi interés :

1º) Lo que dice #6 tristemente es cierto: eso que dice que “valemos más muertos que vivos” es una realidad. Muchos funerarios tienen sus propios “avisadores” que son los que les notifican que hay un muerto que no tiene compañía de seguros. Dichos “avisadores” son: personal de hospital (celadores, auxiliares, DUES…), personal de Residencias Geriátricas (Directores, DUES, celadores, asistentes sociales…), embajadas extranjeras en España (más del 90% de los ciudadanos extranjeros no tienen seguros de decesos) e incluso los médicos, DUES o conductores del Servicio de Urgencias de las ambulancias (SAMUR, 061, DCCU)… Cada avisador no cobra menos de 300 pavos cada vez que avisa de un “muerto sin seguro”. Eso aparte de la comisión que se lleva el funerario (similar o algo inferior) por coger el servicio. Yo mismo tengo cogida una Residencia Geriátrica y el Director de dicha Residencia es mi avisador. Al menos ese dinero que le doy lo usa para un fin loable y no para su bolsillo (para celebrar los cumpleaños de los abuelos, para comprar mantas, camillas… Que lo emplea en la propia residencia, vaya, y no para él).

2º) Tener seguros de decesos es de pobres (y ahí me incluyo yo). Pero tener seguros de decesos te sale a la larga muchíiiiiiiiiiisimo más caro que el más lujoso de los entierros o cremaciones que se precie. Pagas ventitantos euros al mes durante 30, 40, 50 años (la cuota sube según tramos de edades) a medida que el capital contratado para el entierro se va actualizando (anualmente suben los servicios funerarios, las tarifas de cementerio…). Cuando llega el momento del fallecimiento de un ser querido, el seguro y la funeraria están ahí para ocuparse de todo y la familia no haga desembolso alguno. Después de muchísimas décadas pagando, ya tienes pagados por lo menos 4 entierros, mientras que si no tienes compañía de seguros sueltas 3000 o 4000 pavos y punto. Ni que decir tiene que las personas que no tienen seguro, normalmente, son de alto poder adquisitivo.

3º) El margen de beneficios es impresionante, y más si se trata de una funeraria grande que tenga delegaciones y tanatorios en toda España (como en la que trabajo yo). Conciertan un precio de féretros con la fábrica a cambio de un gran volumen de compra, y así el féretro sale alrededor de 150 pavos mientras que ese mismo féretro se vende a las familias a 1600 euros, y si es de compañía, sale aún más barato y se vende a la compañía por unos 600. También decir que trabajamos las 24 horas del día los 365 días del año (366 si es bisiesto) y poniendo todo el cuidado y la mejor atención; para ello hacemos cursos todo el año donde vamos a hoteles (todo incluido por la empresa) y recibimos formación constante. Tienes tu jornada laboral de 8 horas diarias (2 días de descanso semanal) con tu sueldo por convenio, tus tres pagas al año (o incluso 4) y aparte plus de toxicidad, y pluses varios por guardias (cuando te tocan, estás en tu casa y te pueden llamar al móvil en cualquier momento). Hoy mismo entro a trabajar en el turno de noche (de 23:00 a 07:00) y durante toda la tarde estoy de guardia.

Es un sector desconocido del que todo el mundo se acuerda por el 1 de Noviembre o cuando, desgraciadamente, fallece un ser querido. Es un trabajo muy estable donde, a pesar de lo que digan, la crisis se nota muy poco por no decir casi nada. En todo caso, el que vaya a elegir un féretro de 3000 lo compra por 2500.

Por cierto… las tarifas que vienen en dicho enlace, algunos conceptos no se acercan ni de lejos a la realidad. Sobre todo en el féretro y en los suplidos (gastos de cementerio).


8 comentarios

  1. Konhrad   •  

    ¡Te pillé amigo!, jeje… Soy el autor de dicho comentario en menéame y me tomo como un cumplido que sirva como una entrada en esta web.

    Lo que cuento someramente en dicho comentario es solo la punta del iceberg y hay muchísima gente EXTERNA a las funerarias que pretende lucrarse a costa de un muerto (con seguro o sin seguro). Anécdotas tengo mil, y te cuento algunas:

    -A un compañero mío le avisó el celador de un hospital de “un muerto sin seguro”. Dicha familia se puso en contacto con nosotros y ahí fuimos al hospital para atender a la familia, tomar datos, hacer números, presupuestos, rellenar papeles, buscar al médico para que nos firmase el parte de defunción… y a todo esto los dos celadores detrás nuestra y junto a la familia CUAL AVES DE RAPIÑA. Cuando pude, aparté a uno de ellos y le dije que inmediatamente se quitasen de enmedio y se apartasen de la familia, a lo que me respondieron “nosotros lo que queremos es cobrar”. Imagínate la que les monté (sin la familia delante, por supuesto). A todo esto mi compañero mediando para que yo no cabrease a sus avisadores (por temor a que no le avisasen más). Nosotros somos los profesionales, sabemos cómo tratar a los familiares en esos delicados momentos, cómo hablarles, qué decirles… para que vengan dos paletos a meter la nariz y echar por tierra nuestro trabajo.

    -En la ciudad donde trabajo y resido hay más de un tanatorio. Bien, pues uno de los Jefes de turno de un Hospital les “ACONSEJABA” a las familias que fuesen al Tanatorio X (de la competencia) porque allí les iban a tratar mejor y que era mejor que ninguno. Y todo porque el comercial de dicho tanatorio le estaba untando a base de bien. El televisor que tiene dicho Jefe de turno en su despachito es “OBSEQUIO DESINTERESADO” de dicho comercial.

    Esas malas prácticas son las que ensucian y enguarran nuestro trabajo.

    -Otro capítulo que merece otro post aparte es el de los médicos. Los médicos que quieren cobrar “los honorarios” por firmar el Certificado Médico de Defunción (documento oficial IMPRESCINDIBLE para poder realizar un levantamiento). Si es en un hospital público, los médicos no te cobran por firmar dicho certificado; pero cuando el finado se encuentra en su domicilio o en una Residencia Geriátrica… LA COSA PUEDE CAMBIAR. Si el fallecimiento se produce en las horas que el Centro de Salud del fallecido está abierto, pues nos dirigimos a él y buscamos a su médico de cabecera para que nos firme el certificado. En algunos casos, y cuando el médico nos firma, nos pone la mano para que le paguemos “los honorarios médicos” que varían entre 40 y 60 euros. Dicha práctica está poco extendida en los Centros de Salud (que es de SERVICIO PÚBLICO). Si el Centro de Salud está cerrado, pues nos dirigimos a la base de las ambulancias para buscar al médico que rellenó el parte de éxitus (fallecimiento). Ahí en el 80% de los casos nos ponen la mano para cobrar “los honorarios médicos”. A mí personalmente un médico de un centro privado de asistencia domiciliaria me firmó el certificado y me dijo que “hasta que no le pague 50 euros en metálico y sin IRPF no me daba el certificado”. Eso fue demasiado y llamé a la policía, que le dijo que me lo tenía que dar, pero cuando ésta se fue me volvió a repetir lo mismo (sin darme el certificado). Ya no pude más y se lo comuniqué a un hijo del difunto que fue hecho una fiera y cogió al médico por el cuello (todo delante mía).
    Los médicos de Residencias Geriátricas privadas lo hacen más o menos al 50% (unos sí y otros no). Es muy triste que la familia esté pagando UN PASTIZAL a dicho centro y al final el médico me cobre hasta 100 euros (juro que una vez me cobraron esa cantidad).
    Huelga decir que dicha práctica está terminantemente prohibida por el Colegio de Médicos, y lo que me alucina es que ningún director de funeraria denuncie esa execrable ética.

    Respecto a esos funerarios que aparecieron por arte de birlibirloque cuando falleció tu padre… hay clases y clases. Yo eso no lo haría jamás y esperaría a que dicha familia me avisara (personalmente o por teléfono). Como defensa a mi trabajo, del cual estoy muy orgulloso, me encanta y soy feliz con él, digo que NO ES NADA FÁCIL TRATAR CON PERSONAS CUANDO ESTÁN PASANDO EL PEOR DÍA DE SU VIDA. Cuando alguien me dice que “hasta con los muertos se hace negocio”, yo les respondo “que sí, que claro, que es un negocio… ¿O crées que es agradable y es plato de gusto el hablar con unos padres que han perdido a un hijo de 11 años, o a unos padres cuyo hija de 22 ha muerto en un accidente de tráfico?”. Tengo cursos de protocolo funerario, de calidad en la atención al cliente, de tanatoestética, de tanatoestética avanzada y reconstrucción facial y hasta de perfeccionamiento en la condución impartido en el circuito RACE de Madrid. Hoy mismo he entrado a trabajar en el turno de tarde (de 15 a 23 horas) y ahora mismo acabo de llegar a mi casa por haber salido un servicio a última hora, servicio que tienes que atender, preparar, maquillar, transportar… Aquí se sabe cuando se entra, pero no cuando se sale.

    Nosotros estamos ahí ejerciendo de administrativos, gestores, ejercemos de PSICÓLOGOS, maquilladores, conductores, porteadores… ¿cuántas profesiones van ahí?. Estamos día y noche, las 24 horas del día y todos los días del año. Hace un par de años estaba un compañero mío de guardia el día 31 de Diciembre y mientras estaba comiéndose las 12 uvas con su familia… le sonó el móvil. ¿Está eso pagado?. Morirse no tiene horario ni fecha en el calendario.

    Espero haber arrojado algo de luz sobre el tema y también espero que algún día se considere más mi profesión.

    Un saludo!!!!

  2. Konhrad   •  

    Se me olvidaba… te cuento otra y esta MUY FUERTE.

    Me la contó un compañero de trabajo, que ocurrió en Granada hace ya tiempo. Yo no he leído nada al respecto, pero mi compañero, que lleva 22 años trabajando en funerarias, me insiste que es verdad.

    En un Hospital granadino había una abuelita QUE NO TENÍA COMPAÑÍA DE SEGUROS muriéndose a chorros; de esas que el médico dice: “de esta noche no sale”. Y cuando un médico dice “de esta noche no sale”… es muy difícil que se equivoque. Un celador que sabía que esa abuelita no tenía compañía de seguros se llevó toda la noche rondando a la viejecita a ver si cascaba. Todo ello hablando con muy buenas palabras y haciendo el papel de su vida delante de su cuidadora. Las horas pasaban y la abuelita luchaba contra la muerte. Su pulso cada vez era más débil, se asfixiaba… pero no se moría. Dicho celador terminaba su turno a las 8 de la mañana, y eran más de las 7 y la abuelita no se moría. El celador maldecía al compañero que iba a relevarle, pues sería él el que se iba a llevar la jugosa comisión. ¿Y sabes qué hizo el celador? Pues le cogió la vuelta a la cuidadora y… DESCONECTÓ LA MÁQUINA. Sí, has leído bien: desconectó la máquina para avisar a la funeraria y llevarse la comisión. Si al fin y al cabo se va a morir ¿Qué más da que lo haga ahora o 2 horas más tarde.

    Afortunadamente le pillaron, perdió su trabajo y fue a la cárcel.

    Fuerte ¿verdad?.

  3. juanma   •     Autor

    Muchas gracias por los comentarios, Konhrad…el último ha sido realmente espeluznante…joder. La verdad es que hay mucho desconocimiento respecto a tu trabajo…lo fácil es hacer alusión peyorativamente al negocio que hay detrás, sin valorar todos esos aspectos (horarios, formación, ética profesional, etc) que nos coementas…

  4. Otrofunerario   •  

    Kohrad, aqui en navarra ya no exite el impuesto revolucionado de los medicos, hace años cobraban 5.000, pesetas por firmar un certificado medico, ahora ya no, es su trabajo, lo que si te puedo decir que antes se peleaban por firmar, ahora tienes andar detras de ellos para que lo firmen.

  5. Fernando   •  

    Hace unos meses murió la esposa de un amigo. Durante su fase terminal con muerte inminente ayudé a preparar el circo del entierro. Ellos dos eran ateos convencidos de toda la vida. Llamamos al tanatorio “central” de Barcelona y se mostraron muy dispuestos, en principio, en cuanto se dieron cuenta que no había fallecido aún y que queríamos hacerlo bien … desaparecieron, no contestaban al teléfono tuvimos que llamar desde otro móvil y otra vez dale con que no estaba el comercial y y tal y tal. Estaban esperando a que se produjera el fallecimiento para negociar … Al final en el proceso de concreción insistían en que si flores, cruces (es atea … no queremos), estampitas de la Virgen (es atea … no queremos), más signos religiosos (es atea … no queremos). No te dejaban en paz, esto debería ser considerado acoso y derribo y debería estar penado por ley.

  6. Luis   •  

    Hace cuatro años cuando yo aún vivía en España (antes de emigrar) estuve mucho tiempo sin trabajo y ya desesperado lleve mis currículum por todas partes incluidas funerarias. De una que se encontraba junto al gran hospital de mi ciudad me llamaron, para un puesto de comercial… El trabajo era en realidad hacer de buitre, si, así lo llamaban ellos… Tienes que pasar el día en el hospital merodeando para informarte de las personas que van a morir, las que están sentenciadas y eso incluye sobornar enfermeras y celadores. Cuando consigues un posible cliente te presentas en la habitación con el catálogo y tienes que venderles los servicios del tanatorio a la familia. Simple pero terriblemente desmoralizador, yo no pude.

  7. Oscar   •  

    Una duda: veo que siempre es más jugoso el “muerto sin seguro”. ¿Que pasa?, ¿si tiene seguro ya no interesa?

  8. jony   •  

    Si no tiene seguro, la funeraria lo recoge, lo llevan al tanatorio y hay se puede quedar el cuerpo aproximadamente de 1 mes a 3 meses en una cámara de congelación hasta que el ayuntamiento da la orden de realizar el entierro, una vez llevado al cementerio lo meten en una fosa común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *