Autoengaños mentales que nos cuestan dinero: Pensar de forma relativa cuando no deberíamos

Compartir:

despilfarro-dinero

En “Las trampas del deseo” (una mina este libro), de Dan Ariely, nos describen una serie de autoengaños mentales en los que caen los consumidores al realizar sus compras. Uno de ellos es el del círculo de relatividad, que hace que tomemos decisiones bastante estúpidas sin darnos cuenta. Veamos un ejemplo muy ilustrativo extraído del libro, procedente de una investigación:

– Estamos en una tienda de material de oficina donde venden una estilográfica cojonuda por 25 euros. Cuando nos disponemos a adquirirla recordamos que hay otra tienda, a 15 minutos de camino, en la que el mismo artículo cuesta 18 euros. ¿Haríamos los 15 minutos de caminata para ahorrarnos 7 euros?. Pues bien, la mayoría de las personas consultadas en el estudio respondieron que sí.

– Ahora cambiamos la pluma estilográfica por un traje. Imaginemos que localizamos un traje gris a rayas elegantísimo por 455 euros. Justo en el momento en el que voy a comprarlo, alguien me da el chivatazo de que el mismo traje lo venden por 448 euros en otra tienda… a 15 minutos de distancia. Se nos plantea de nuevo el dilema… ¿dedicaríais 15 minutos de nuestro tiempo para ahorrarnos 7 euros?. En este caso la mayoría de la gente dijo que no lo haría.

¿Pero es que 7 euros no son 7 euros en los dos casos?. Evidentemente que sí. El problema es que tomamos decisiones de forma relativa, comparando a escala local según las alternativas disponibles. Es decir, comparamos la ventaja relativa de la estilográfica cara respecto a la barata y nos resulta obvio que debemos caminar durante 15 minutos para ahorrar 7 euros. Sin embargo la ventaja RELATIVA del traje más barato es muy pequeña, así que decidimos gastar los 7 euros extra.

Este ejemplo supone una gran enseñanza: Debemos romper el pensamiento relativo en este tipo de situaciones en las que nuestras decisiones terminarían siendo irracionales y erróneas. En el libro vienen más casos de los que tomar buena nota (¡pedidlo en vuestra biblioteca!)


7 comentarios

  1. Iván   •  

    El señor del libro tiene razón en que siete euros siempre son siete euros, pero lo que no tiene en cuenta es que a una persona que se puede gastar 455 euros en un traje, seguramente pueda permitirse no ir en busca de la rebaja, aunque la rebaja supusiera una cantidad considerable.
    Un señor que se compra una estilográfica por 25 euros, puede ser un coleccionista, un escritor o simplemente una persona que quiere hacer un regalo. A lo mejor, ese señor no está tan forrado como el del traje y para él si importan esos siete euros.
    Saludos.

  2. Alicia Vive Aqui   •  

    Estoy con Ivan , además hay que tener en cuenta otros factores. La decisión de comprarse una cosa que cuesta mucho más dinero requiere de tiempo para pensárselo y desgaste neuronal (energía) , también por ejemplo influye el tiempo que tengamos para darnos un paseo y comparar, las ganas de marearnos, el stock que haya y supongo que bastantes más cosas que no se están teniendo en cuenta. Aún así supongo que el libro tendrá cosas interesantes.
    Aprovecho para saludaros y felicitaros por vuestra web. Hala. ;) Ah y Feliz año, si se deja.

  3. Itziar   •  

    Iván, el traje o la pluma… son sólo ejemplos. No hemos de entrar en…”si puede comprar un traje de 400 euros…. lalala” La idea principal es “en ciertos objetos no nos duele gastar la diferencia, mientras que en otros si, porque pensamos que no nos merece la pena, siendo el mismo art.”

  4. jose   •  

    Hay que verlo en términos porcentuales. Un descuento de 7 euros en la pluma suponen casi un 25% de descuento. Si lo aplicáramos al traje nos tendrían que descontar 111 euros del ala.
    7 euros es un descuento insignificante, cuando te vas a gastar 445 en un un traje. ¡Vamos que se lo diagan al Señor Camps.!

  5. Aurora   •  

    Yo creo que soy más simple en los cálculos: 7€ por 15 minutos de mi tiempo, hacen 28€/hora. No sé lo que ganáis vosotros al mes pero, en cualquiera de los dos casos, a mí me compensa el paseo

  6. francisco zambrana galvan   •  

    Yo me daria un paseo,no de 15 minutos,si no de 2 horas,hasta que me acordase de que tengo un traje que no esta tan mal y que el baso de los bolígrafos lo tengo ha rebozar y con 2 euros me tomo un refresco en mi paseo,me sobran 12 euros.

  7. jabitxu   •  

    7 € de ahorro por 15 minutos ida + 15 minutos vuelta hacen 14€/hora.

    No veo la razón de que alguien que gane 14€/hora se compre un traje de 455 euros. Alguien con un traje de 455 € ganaría más…. por lo que le conviene seguir trabajando en vez de dar el paseo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *