Alimentos ecológicos : ¿un producto sólo para ricos?

Compartir:


A pasar por caja…

En este blog venimos promoviendo la autosuficiencia alimentaria y la salud a través, especialmente, de la agricultura y ganadería ecológica. Esto supone la necesidad de acceder a los medios productivos (tierra, herramientas, animales, etc…) que nos permitan generar nuestro sustento ecológico. Pero… ¿qué ocurre si vivo en una ciudad y no tengo la posibilidad de acondicionarme un terrenito en el campo?. Pues que toca pasar por caja, y mucho me temo que los precios son sensiblemente superiores a los de los productos convencionales. A decir verdad, no conozco a nadie con ingresos mierdaeuristas que consuma productos ecológicos, salvo que cultive su propia huerta, individual o colectivamente. Todas las personas que conozco y que adquieren este tipo de productos son pijos bien posicionados económicamente, sin ningún problema para llegar a fin de mes. En ese sentido apuntan en lavanguardia.com : Retrato robot del consumidor ecológico: mujer, 40 años, con hijos y alto poder adquisitivo

Honestamente…¿quién consume productos ecológicos ingresando un sueldo de 800-900 euros mensuales? (ya ni te cuento si estás en el paro). Yo no me lo puedo permitir, aunque quisiera. Mi criterio de compra se basa casi exclusivamente en el factor precio, y eso implica comprar alimentos convencionales de marca blanca, me guste o no. Y no me sirve que me digan eso de “comprar comida ecológica supone ahorrar en gastos médicos en el futuro, lo que compensa de sobra los mayores desembolsos”. No me sirve, porque gastar más dinero en consumo ecológico requiere que tenga que ingresar más dinero, y eso me lleva a la necesidad de trabajar más horas…lo que a su vez me lleva a un deterioro de mi salud física y psicológica por ese exceso de horas trabajadas.

Un ejemplo muy rápido : tienda online de productos ecológicos sin intermediarios

En dicha tienda veo lo siguiente : 1 caja de berenjenas ecológicas por 22 euros (sale a 4,40 euros el kilo). ¿Y qué decir del pollo? : 1 caja de pollo ecológico por 155 euros (a 15,50 euros el kg). Apto para todos los públicos adinerados…

Comparad los precios anteriores con los equivalentes a productos no ecológicos en cualquier supermercado barato tipo DIA, Lidl…la diferencia es brutal. Cómo me gustaría echar un ojo a la estructura de costes y márgenes de esta clase de empresas… mmm, pues eso, a ver quién es el guapo que come ecológico todos los meses.

No voy a entrar en por qué la agricultura ecológica (fuertemente subvencionada, por cierto) es más cara que la industrial. Para mí es un hecho, en base a mi propia experiencia. Con el objetivo de incitar al debate, os recomiendo un polémico artículo que ofenderá a más de uno : La agricultura ecológica sigue sin ser la solución . Espero vuestros comentarios, en un sentido o en otro…


20 comentarios

  1. Cat Eto   •  

    Desde luego no se puede negar que en término estrictamente monetarios, el precio de los productos ecológicos es caro. Otra

  2. Cat Eto   •  

    Desde luego no se puede negar que en término estrictamente monetarios, el precio de los productos ecológicos es caro. Otra cosa es si además tenemos en cuenta los costes medioambientales y sanitarios que nos ahorramos. Pero entiendo perfectamente que alguien que lo llegue a fin de mes no tenga ganas de pensar en externalidades y costes a largo plazo.

    De todos modos no me parece correcto el ataque a la agricultura ecológica. Los precios son así porque no hay demanda que haga posible un mayor aumento de la producción y una consiguiente bajada de precios. Si hubiese una zona de huerta alrededor de cada ciudad y los ciudadanos se concienciasen en el consumo de estos productos (aunque implique renunciar a algunos bienes que en realidad no necesitamos, los precios bajarían considerablemente.

    Mientras nos excusemos en el elevado coste de la comida, fuente de vida, y perdamos el poco dinero en cosas que no necesitamos en realidad, no conseguiremos un cambio en las pautas de producción y consumo. Lo que sí que no es lógico es, por ejemplo, que las patatas que consumimos recorran miles de kilómetros antes de llegar a nuestras mesas, y aún así sigan siendo más baratas que las cultivadas a 50 kilómetros. Si supiésemos la mierda que estamnos comiendo, quizá cambiásemos las pautas.

  3. juanma   •     Autor

    Cat Eto, una de las críticas a la agricultura ecológica es su incapacidad para aumentar su producción…entonces no sé hasta qué punto podría satisfacer un aumento muy importante de la demanda. La demanda responderá cuando haya una oferta suficiente a precios mucho más bajos de los actuales, hasta entonces estaremos hablando de un bien de lujo para una economía familiar media.

  4. Kathy   •  

    En mi casa somos dos sueldos mierdaeuristas, pero yo me he empeñado que quiero algunas cosas ecológicas en mi dieta. Es verdad que es bastante difícil conseguir cosas que se ajusten al presupuesto. Pero he logrado un balance después de mucho investigar y de comparar precios.

    Muchas de las cosas que compramos en casa son marca blanca. Pero lo que es la verdura y la fruta hacemos un gran esfuerzo y pagamos por ecológico. He conseguido una web dónde los precios son un poco mejores, siguen siendo altos, pero no excesivamente prohibitivos. Es milhistorias.com. Allí pides cajas según tu posibilidades y si algún mes ves que estás mucho más pobre, simplemente cancelas el pedido. Luego lo que es carne y pollo no lo compramos completamente ecológico, pero sí que nos fijamos que sean pollos de corral, o que la carne no haya viajado muchos kilómetros para llegar al super.

    De esta forma, sí es más caro que lo normal, pero hemos reducido la ingesta de comida en un 20%, que es realmente bueno para la salud, dicen que los que comen menos viven más. Además, que comemos mucho mejor. Es un esfuerzo que al final en mi cabeza vale la pena.

    Para ser más autosuficiente, estamos a la vez plantando algunas cosillas en nuestra mini terraza. Llevamos dos mini lechugas espectaculares, una planta de tomates cherry que está a punto de florecer, y otra de fresas. Además, de algunas plantas aromáticas. Todo esto en un espacio de 1,5mX0,5m. Y a la vez, intento hacer yogurt casero y otras cosas.

    Esta es mi experiencia en los últimos cuatro meses y realmente no ha afectado tanto mi economía como lo pensaba. Pero sí que hay que estar muy pendiente de lo que compras y no exagerar al ir al mercado en cosas innecesarias y muchos caprichos.

  5. Alfredo Ramírez Vega   •  

    El problema de que se encarezcan los productos ecológicos es que, al final, siempre estamos tirando de intermediarios que mediante maniobras especulativas encarecen los precios artificialmente para su propio provecho. Es como todo en este mundo: empieza siendo un bello ideal, pero si dejamos que sean otros quienes lo manejen, harán un negocio de ello. La alternativa son las asociaciones y cooperativas de productores y consumidores de productos ecológicos. Yo estoy en una, y los consumidores y productores hacen asambleas en las que se pactan los precios, que suelen mantenerse bastante estables sin los continuos devaneos tan propios del mercado, y así, los consumidores tienen las mercancías mucho más baratas, y los productores tienen asegurado el darle salida a sus productos. Así que, desde mi experiencia, no creo que sea verdad que los productos ecológicos sean más caros. Lo que sí resulta más caro es comprarlos en las tiendas ecológicas que tan de moda están y que no dejan de ser más que otro escaparate diferente de la sociedad capitalista. Pero ya digo, hay otros modos. Obviemos a los intermediarios y tratemos directamente con los productores, y se abaratarán los costes.

  6. Ricardo   •  

    Estoy de acuerdo, los productos eco son más caros y tiene sentido en que la gente de aqui solo da valor a algo que cuesta mucho. Ahora, hemos pasado de la “inauguración” de los productos ecológicos. Ahora ya están aceptados. Yo gano unos 400 euros al més y la comida me la gano trabajando para ella. El 90% de mi alimentación es ecológica – para darles el ejemplo de que el dinero nos el problema. El problema está en que la mayoría de nosotros da más valor a salir unas noches emborrachandose ó cenar “bien” (en realidad es la misma mierda del super, solo mejor presentado) en vez de guardar una parte para alimentarse bién. O los juguetes electronicos de los que tenemos mínimo 2 cada uno o más. Si alguien dice que no se puede permitir lo uno o lo otro en muchos casos es debido a que el dinero disponible se utiliza para otras cosas, nada más. Y en mi experiencia quien come bien trabaja mejor y trabaja a veces menos por ser más eficiente. A lo mejor hay gente que ya no sabe como se siente, estár realmente bien y con energia – puede que el veneno de la “comida” del super tenga efecto???
    Estoy a favor de una emancipación de la “etiqueta ecológica”. Como productor de productos ecológicos es entendible que hay un cierto factor de motivación si puedes pedir el doble y porque no – la comida que vendo no te intoxica, la convencional si (demostradamente). Aparte hay una cosa que mucha gente no sabe – porque es tan barata la comida del super? – Porque nuestros gobiernos subvencionan a agricultores que tiran veneno a las plantas como si habría que bonificar esa actitud. Creeis que los productos importados son verdaderamente más baratos? Haciendo los calculos holisticos – pues no. Pero hay un lobby que tiene intereses meramente financieras y se sigue explotando lo que haya hasta que desaparezca y se busca otro sitio . . . Una última cosa: los productores tampoco viven el high life y los precios que piden ellos son reales en muchos casos – lo que no es real y se va ver en el futuro son los precios artificiales del super.

  7. Lurra   •  

    Estoy totalmente de acuerdo con Ricardo. Acepto que hay muchas personas que no pueden permitirse este “lujo” pero en muchos casos se trata solo de cambiar algunos hábitos. Y cuando se trata de alimentación de origen animal me parece inmoral aceptar pagar menos por animales que sabemos que han sido esclavizados, maltratados y despojados de toda dignidad. Consumir menos carne, menos refrescos y alcohol supone mayor salud, menor gasto en la cesta de la compra, y probablemente nos de para comprar alimentos ecológicos.

  8. Lorena   •  

    Soy mierdaurista y el 90% de mi alimentación es ecológica. Comparto piso de alquiler y tengo claras mis prioridades…
    No es cuestión de gastar más o menos, ni de renunciar a nada. Para mí salir de noche a beber y gastarme 8-10€ por copa es algo que sí me dolería.
    Tengo un ocio acorde a lo que como, sano, natural…
    Tampoco tengo coche pero sí bici, no añado ropa nueva a mi armario cada poco, no voy al cine, voy al campo, hacemos cenas caseras… Hay mil opciones más allá que la que marca el rebaño.

  9. Patricia   •  

    Tambien soy mierdaeurista y mi alimentación es en un 80% ecológica, como han dicho antes, las tiendas ecolócas tan de moda son caras, pero existen los llamados grupos de consumo, donde los precios son mas asequibles, y se apuesta por la producción local en la medida de lo posible.
    El truco estaria en organizarse de otra forma, y como dice Lorena, establecer prioridades. Desde luego, salir de copas no es para mi una de ellas, eso si que es caro, y si intentamos comer mas saludable, vemos que la carne no es necesaria los 7 días de la semana, con lo que, si comemos carne, por ejemplo, un par de dias por semana, pero compramos los huevos, la fruta, la verdura, las legumbres, el arroz y la pasta ecológica, en descuidarte hasta ahorramos…pero ganamos en salud.

  10. eba   •  

    Además de lo comentado sobre las prioridades en cuanto a en qué gastamos nuestro dinero, hay que tener en cuenta que el cambio a una alimentación ecológica puede ir acompañado de un cambio de mentalidad en cuanto al consumo de alimentos. Los productos industriales y comidas precocinadas también resultan caras, y eso nadie lo comenta. Si cocinamos lo que comemos también podemos ahorrar un dinerillo que usaremos para nuestros productos ecológicos. También existen cooperativas de consumo en la que grupos de personas se reúnen para hacer pedidos conjuntos directamente a los productores, con lo que se consigue ajustar bastante los precios.
    Un saludo

  11. JuanMM   •  

    “1 caja de berenjenas ecológicas por 22 euros (sale a 4,40 euros el kilo). ”

    Yo compro berenjenas ecológica a 1.90€ el kilo. ¿Cómo? Voy a comprar directamente a la granja donde las producen. Otra gente que conozco compra a esos precios, o menores, asociándose a cooperativas de consumo. Si se compra a mayor escala a los productores, se obtienen mejores precios y se les asegura un cierto nivel estable de ventas que les permite tener más seguridad en su producción.
    ¿No has pensado que igual el problema es que has ido a mirar precios a una tienda eco-pija? No compares esa tienda a la que has ido con Lidl porque la comparación no es nada justa.
    Aparte de lo anterior, está claro que lo que hay que plantearse es por qué la comida es tan barata en según qué sitios: calidad de la misma, explotación laboral y ecológica en los sitios de origen de la comida, exenciones fiscales a las multinacionales de la alimentación (o sea, que dejan de pagar impuestos que deberían pagar como lo hacemos nosotros), etc. Que no pagues en la caja del Lidl no quiere decir que lo acabes pagando de otra manera (recortes presupuestarios en servicios por falta de ingresos fiscales, aumento de problemas en el ecosistema, salud…).
    En resumen, para mí lo primero es intentar conocer la realidad completa de la agricultura ecológica y los canales actuales de distribución alternativa (con eliminación de intermediarios) para poder compararla con su correspondiente adecuado en el comercio no-ecológico (Boutique eco-pija comparada con Boutique pija a secas), y lo segundo tener presentes todos los costes de los alimentos, tanto los visibles en la tienda, como los invisibles en la producción y canal de distribución.
    Una vez conocido todo esto, está claro que hay un sector del comercio ecológico que está haciendo su agosto (y es fundamental denunciarlo públicamente), pero no es todo el sector, ni mucho menos.

  12. maria jesus   •  

    me dedico al cultivo y comercializacion de productos ecologicos y los precios son iguales que los que encuentras en cualquier tienda . de locontrario no vendes asi como unaesmerada presentacion y calidad

  13. Desde mi punto de vista y sobre la experiencia de ser productor,… ademas del alto coste de produccion, el transporte, y el tiempo de que dispones, son factores a tener en cuenta.
    Para poder tener una variedad de frutas y verduras con continuidad todo el año, es necesario que haya un almacenista que compre a los productores, y almacene unos dias la mercancia, hasta su venta, normalmente se exporta el 90% de la produccion ecologica.
    Los motivos pienso que hay que buscarlos en la educacion recibida, las prioridades a lo hora de gastar nuestro dinero, y la crisis y paro en estos momentos.
    Gastar un poco mas para comer alimentos puros sin contaminar, vale la pena, es cuestion de apreciar tu propia vida.

    PD: Algunas personas tienen la vision de que en el mismo campo hay de todo todo el año… :)

  14. El intermediario, siempre ha sido, y sera necesario en el proceso de venta, pero si se vende directamente del almacen que compra a los productores, conseguimos precios mas asequibles, con menos intermediarios, y una variedad y constancia todo el año.
    Al productor le interesa vender directamente entera su cosecha, pues madura toda al mismo tiempo. Eso de ademas de cultivar ir vendiendo a kilitos no es lo suyo, incluso le molesta en su tarea diaria.
    Lo que encarece el precio, es la manipulacion y transporte de estos productos, que además de ser perecederos, son mas delicados que los convencionales.

  15. juanu   •  

    una alternativa a comprar productos ecológicos en tiendas o supermercados, son los grupos de consumo, cooperativas donde se piden directamente los productos a los agricultores/ganaderos. puedes conseguir berenjenas por 2 euros, los 4 euros es lo que te cobran en un supermercado.

  16. Charo   •  

    Soy ganadera y os puedo asegurar que los costes en la producción de cualquier producto ecológico son muchos más altos que en la produccion industrial, la cantidad de producto que se consigue en ecológico también es mucho menor y además al no poder usar productos químicos o sanitarios la mano de obra tambien es mayor, así es que vosotros me direis como puede conseguir precios al nivel de la producción industrial….como veis el productor ecológico no gana más, es más bien un concepto ideológico con el que sentirse satisfecho

  17. isana   •  

    Lo haré así a partir de ahora

  18. Ana   •  

    Hola,

    Mi sueldo no es para pegar bailes pero para mí, la alimentación de mi família es primordial. Como muchos, me lo quito de otros sitios y busco las ofertas y promociones.

    Ahora compro en una web nueva, la más barata que he encontrado. Te lo traen a casa si compras más de 30 euros y hay diferencia de precio. Aquí os la dejo:

    http://WWW.ECOMIDA.ES

    Un saludo a todos!!

    Ana

  19. Vero   •  

    Tengo un amigo que si que compra todo ecológico, pero claro, es el típico tío que gana unos 2000 al mes y se lo puede permitir. Yo también me lo puedo permitir, puesto que solo soy una persona y no teng oque tirar de una familia de cinco, y además, tengo un microestómago y con lo que una persona tendría para una ración yo tengo para dos e incluso tres. Es tal mi privilegio de comer tan poco que me rentaría.

    Pero el problema es que no deberia existir la comida ecológica. Directamente se debería hacer la comida sin toxicos. Como medida ante esto uno siempre puede cultivar, hablar con los vecinos y cada un que cultive una cosa y se hagan intercambios. Ahora también puedes recurrir (sobre todo en pueblos) a gente que tiene una huerta con tantos tomates que le sobran y puedes pedirle si te vende algunos. No será cultivo ecológico de sello certificado pero es ecológico igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *