¿Trabajarías en una funeraria?

Compartir:

Bueno…el vídeo del casting para currar en una funeraria me ha parecido una introducción “graciosa”, pero podían haber tenido un disgusto con algún candidat@ perfectamente (a mí se me hubiese parado el corazón…). Trabajar en una funeraria es una alternativa laboral que no está al alcance de cualquiera…y no lo digo por la formación requerida, sino porque es necesario estar hecho de una pasta especial (podéis llamarlo insensibilidad). Y es que no todo el mundo sirve para manipular cadáveres…en verdad que no. Buscando en la red he localizado una descripción completísima de este trabajo tan macabro. A grandes rasgos, puede decirse que el sueldo supera los 1.000 euros mensuales (1.200 contando servicios fuera de hora en las guardias), con unos horarios bastante anárquicos, currando incluso fines de semana…y por supuesto, lo peor del curro es la recogida y preparación de los fiambres (si se trata de accidentes o suicidios, ni te cuento). Para el desempeño de estas tareas hay que aprender tanatoplastia (arreglos superficiales) y/o tanatopraxia (reconstrucciones), siendo la misma empresa quien puede proporcionarte los cursos adecuados. En cuanto a medidas de higiene, se utiliza guantes para todo, y si hace falta, botas, monos y mascarillas (cubren la cabeza entera, y permiten hablar, pero no dejan oler nada). El olor llega a ser peor que el impacto visual, según dicen. En cuanto al tema de los traslados, simplemente decir que necesitaréis carnet de conducir.

Una cosa “buena” de este sector es que siempre hay demanda…aquí no hay crisis que valga. Tenemos la fea costumbre de morirnos algún día, me temo. Pero por otra parte, tb es verdad que cada vez hay más gente dispuesta a hacer de tripas corazón (y aceptan realizar este trabajo), y al haber mayor competencia para estos puestos de trabajo, cada vez es más complicado colocarse en una funeraria. En cualquier caso, es otra forma de ganarse la vida merecedora de nuestra consideración…aunque otro día dedicaré un post a la rapiña practicada por las funerarias en los hospitales (tema aparte).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *