¡¡S.O.S, el niño hace la primera comunión!!

Compartir:

primera-comunión

No es para menos. La celebración de este rito católico viene a costar a los sufridos padres la friolera de 3.600 eurazos (coste medio). Entre el puto traje, regalitos, y el banquete (aquí se va la mayor parte del desembolso), nos podemos ir fácilmente a esa cifra…aunque dependerá mucho del número de comensales y del coste del cubierto. La primera comunión se ha convertido hoy en día en una especie de boda en miniatura, con todo lo que ello conlleva en cuanto a generación de negocio (un negocio redondo) y mercantilización. Yo he tenido la desgracia de ser bautizado (sin mi consentimiento, que conste en acta), y además hice la primera comunión (en el lejano 1.978)…con mi traje de marinerito y todo. El evento se redujo a una comida en casa con la familia…y poco más. Bueno, tb recibí unos regalitos entrañables : un peluco que nunca utilicé y “La Biblia de los Niños”. Y tan contento…ya lo creo. Pero los tiempos han cambiado…el reloj y la biblia han dado paso a ordenadores, videoconsolas, bicicletas…etc. Y de hacer una comida en casa, naranjas de la china…ahora se estila la celebración en un restaurante guapo cuyo coste dejará los bolsillos tiritando una buena temporada. Total, ya se sabe que dios proveerá…

Queridos padres…la solución es fácil y está en vuestras manos…evitad que vuestros hijos tengan que apostatar en el futuro…ahorradles ese viaje. Amén.


4 comentarios

  1. Pingback: meneame.net

  2. àcrata   •  

    Toda la razón del mundo, la comunión es un clarísimo ejemplo de consumismo y derroche ostentoso sin sentido. ¿Dónde queda la religiosidad y la espiritualidad? Nada de eso, sólo es un acto de demostración de poder y alardeo del consumo.

    Si no fuera por eso, ahora no tendría yo que apostatar… ains! si nos dejaran decidir a los 30 añitos, como fue bautizado Jesús. El bautismo debería ser a los 30 años con plena capacidad de conciencia y decisión propias, siguiendo el ejemplo de Jesús, y sin la imposición por parte de los padres (tanto para que se bautice como para impedírselo).

  3. Quikosas   •  

    ¿Y permitir el riesgo de que mueras antes de los 30 y vayas derechito al infierno? Tú piensa eso…
    Yo hice la comunión a los 12, con un poquito más de criterio y ya consciente de lo que se cocía (mis compis de clase proclamaban sin pudor que hacían la comunión “por los regalos”). Y aún queriendo librarme de la parafernalia (sin traje, en un domingo cualquiera) igual me cayeron algunos regalos y una “comida de amigos”, pero muy alejada de lo que es un banquete en toda regla…
    ¡Pero es que hay que hacer negocio!

  4. churritos   •  

    esos depende de los padres mis hijos la hicieros, les acompañamos los familiares y luego cada uno a comer a su casa, los trajes nos los dejaron familiares que ya los tenían y no les ha traumatizado no tener macro fiesta ni los regalos. Nosotros les dijimos que si la iban a hacer por los regalos y la fiesta que no iban a tener y aun así la hicieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *